Exilio

Declárame el cansancio de frente y sin rodeos,
Que yo pagare cuota a cuota mi infortunio
Para no deberte el favor de la sonrisa
Que tu incalculable mentira me produjo.

Desalojo desde ahora tu morada,
Pero a cambio expulso tus memorias de mi vida
Y las condeno a un exilio de olvido obligatorio.

Allí no habrá quien aprenda a mencionar tu nombre
Quien reconozca tu rostro en los espejos
Serás un pálido reflejo que se pierde en el agua,
evaporado y perdido tristemente en mi aliento.

Hoy te digo adiós y te libero
del supuesto y promisorio futuro
que aguardaba los sueños de encontrarnos un día,
antes de que la muerte nos siguiera los pasos para siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s