Preámbulo

Este insomnio no es más
que el preámbulo de las noches de marzo
De la lluvia de marzo
De los vientos de marzo
Que advertirán un encuentro.

Y me adentro en sus ojos  mientras sueño.
Son ellos un estanque profundo,
que esconde un misticismo
cercado por encantos efímeros e inapreciables.

La primera vez que me vi en ellos
Encontré los míos reflejados.
Más cuando le abandoné,
Mi lágrima se confundió entre sus aguas.

Después vinieron llantos y diluvios
Que me desbordaron toda…
Fui entonces un océano de dudas
Regando mis desiertos.

Y desde aquel entonces
un insomnio aparente me sorprende en las noches.
Su perfil aparece dibujado en la almohada
Y su silueta en la sombra.

Enero pasa lento,
A febrero le faltan sus últimas horas,
Ya marzo no me bastará para encontrarte.

Anuncios

3 pensamientos en “Preámbulo

  1. Me encantan estas líneas ….. increíble…..

    Después vinieron llantos y diluvios

    Que me desbordaron toda…

    Fui entonces un océano de dudas

    Regando mis desiertos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s