Tus muertos no existen

Él: “Tus muertos no existen!” [La frase resultó paradójica].

No existen! Reposan en recintos donde la vida no invita, no brota.

Ella: Más si existieran así de una manera etérea, intangible, e incorpórea?
Y si habitasen otros aires y otros tiempos sin tiempo? Y si hablasen otras lenguas? Y si estuviesen aqui con vos, conmigo?

Él:  Como enfrento entonces tu bendita testarudez? Si han muerto. No lo ves?

Ella: Estoy empezando asumir que mataste todos tus fantasmas. Mis muertos no están muertos, los he eregido a punta de fé. Están mas vivos que nunca, más presentes que siempre. Han mudado de piel. Inquilinos del recuerdo, pagan renta en todas mis memorias.

Él: …

Anuncios

5 pensamientos en “Tus muertos no existen

  1. Y porque viven hay que celebrarlos y de vez en cuando brindar con ellos por esta vida y las otras. Creo que no me voy a resistir. Igual que tú, ando con agenda apretada, pero el viaje del que te hablé sigue rondando en mi cabeza. Abrazos desde el Sur.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s