En defensa de la humildad

Ultimamente me he venido percatando de un enemigo interno llamado ego. Lo he domesticado y alimentado inconscientemente toda mi vida, en el afán de alcanzar la superación personal. Solo cuando emprendí un trayecto espiritual hacia mi propio centro, comprendí que el ego es la única cosa que no requiero para lograr la evolución espiritual. Es mas, resultaría absolutamente desastroso en el alcance de una consciencia superior.

Recientemente me encontré con una fracesita que decía: “Si alguien te corrige y te sientes ofendido, entonces tienes un problema de ego”. Nunca lo había considerado de esa manera. Desde entonces empece a hacerme mas consciente de la forma en la cual recibo la crítica y asumo responsabilidad ante mis errores y actuaciones. Tiendo a ser perfeccionista. Y el hecho de pensar que puedo pasar algo por alto en esferas publicas de mi vida me causa enfado. Sin embargo, en mi ámbito personal e intimo, me doy permiso de equivocarme y de abandonarme a mi propio caos. Esas son las contradicciones de mi naturaleza.

Pero como brillar desde la oscuridad cuando el ego reclama atención? De que manera nos hacemos humildes ante los demás y nos mantenemos inmutables ante el ego ajeno? Parece fácil decirlo, mas te podrías estar engañando si piensas que eres un Mahatma Gandhi o una Madre Teresa. Requiere una riqueza de espíritu demasiado amplia y desinteresada. Las palabras resuenan idílicas en el papel, pero si nuestras acciones no son coherentes con nuestros razonamientos, la defensa de la humildad no tiene argumentos de peso en la realidad.

De que manera entonces debemos enfocar todas nuestras actuaciones hacia la humildad; a crecer árboles desde nuestra raíz o desde la roca que reposa en las profundidades del subsuelo? Es una buena pregunta. Al menos en mi caso, este es un trabajo diario. A través de los años me he definido como un ser sencillo y autentico. Más eso no me es suficiente. No me es suficiente si no he aprendido a remover la primera persona del singular. Si no he aprendido a aceptar el error en mi misma o en los demás. Si he dejado de mirar con compasión, alguna actuación por muy irrespetuosa que parezca. Si no he aprendido a mirar a los demás con ojos de bondad por mas repulsion que me cause su presencia. Si no he aprendido a dar sin esperar algo a cambio.

Es aquí donde llego a la inevitable conclusion que el ego ha comido de mi mano y ha sido él quien me ha domesticado. Cuan engañada he estado todo este tiempo.

(+) Humildes comentarios

Anuncios

6 pensamientos en “

  1. Me siento absolutamente retratado en este post.
    Es importante aprender a perdonarse (yo estoy en ello) y seguir caminando. Creo que todo lo que nos sucede en la vida, lo hace porque era necesario para nuestro aprendizaje. Estamos aquí para evolucionar y tus palabras son una muestra inequívoca de que lo estás haciendo.
    Gracias por recordarme algo tan fundamental.

    • A ti gracias por tu humildad. Lo noto en tus escritos, en tu música y en tus comentarios. Gracias por tomarte dos minutos de tu tiempo para escribir unas frases. Sigamos trabajando en nuestro crecimiento. Te mando un abrazo!

  2. Una vez hace ya algo de tiempo, leí en algún libro que desgraciadamente no recuerdo, que el ego es el espejo de la opinión de los demás hacia nosotros y que es un fenómeno acumulativo, el subproducto de vivir con otros, pero que era un ente necesario para forjar la personalidad, siendo su función la de obligarnos a pasar a través de él y trascender, pues solo así se logra vislumbrar lo que realmente somos.
    Sin duda alguna lo que más falta nos hace como especie o sociedad, es tan solo un poco de humildad, gracias por contribuir a tenerlo presente.

    • Tienes razón… El ego solo opera en función de los demás. Me alegra que te haya gustado. Es un post muy honesto. Encontremonos en el punto medio de nuestra humildad.

  3. Es el mostruo que alimetamos de forma continua, y cada vez quiere mas. Identificarlo es el primer paso y espero conseguir domarlo con tu ayuda y aprendiendo un poquito cada dia. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s