MANUAL PARA SOBRELLEVAR UN DUELO

  1. Ora y medita. Es importante fortalecerse espiritualmente, para así lograr el entendimiento y la aceptación de la pérdida, por muy dura que parezca.
  2. Agradece, por haberte permitido compartir un lapso de vida con el ser amado.
  3. Llora, procesa tu luto, sin detenerte mucho tiempo en el pasado. Has ejercicios de respiración, analiza el momento presente, mueve la emoción. Cierra los ojos y cuando sientas profunda tristeza imagina como con cada inhalación y exhalación, tu emoción va descendiendo por cada parte de tu cuerpo. Llévala a tus pies, hasta verla desaparecer. Repite esta práctica cuando te ahoguen las ganas de llorar. Verás como el respirar profundo, aun con lagrimas en los ojos, te ayuda a encontrar tranquilidad.
  4. Evita auto-castigarte. Liberate de culpas. El ego es humano. El amor después de la muerte es incondicional y libre de juicios.
  5. Ten fe aun cuando te mate el escepticismo. Es importante creer en algo. No podemos ser tan arrogantes al pensar que la vida física lo es todo. No podemos dejarnos llevar por meras percepciones. Hay un experimento llamado existencia que nos hace ser parte de una fuente de energía e inteligencia universal. El hecho de que una gota de agua se desprenda de su fuente de origen, no quiere decir que por ello pierda sus propiedades. Cada vida humana es como esa gota de agua que refleja la grandeza de un río, un lago o un océano. Algo mas vasto e incuantificable.
  6. Analiza las lecciones que tan dolorosa perdida te esta enseñando. Pregúntate qué era eso que debías aprender con “su” partida. Las separaciones mas dolorosas traen consigo cambios muchas veces drásticos y en su mayoría positivos.
  7. No te aisles, rodéate de tus seres mas cercanos. Un sistema de apoyo es fundamental para superar un luto.
  8. Involúcrate en actividades que honren la memoria de la persona.
  9. Aprende a depender de ti mismo. Muchas relaciones generan dependencia, ya sea económica o simplemente emocional. Por ello hay que asumir nuevos roles sin la persona. Enfrentarse con fuerza a lo que viene y mirar hacia adelante erguidos y con optimismo.
  10. Frecuenta los lugares alguna vez recorridos con la persona amada. Aun cuando absolutamente doloroso, es preferible sentirlo de una vez que dejarlo para después, imaginando que tal vez un día uno se va a curar la tristeza mágicamente. Si no lo haces a tiempo, solo extenderás tu luto y harás mas largo el proceso de aceptación de la pérdida.
  11. Fortalece tu ente espiritual. Esto va de la mano del punto número uno. Aparte de orar y meditar, resulta reconfortante leer cosas que te inspiren a cambiar tu actitud ante el dolor. Eres tú y solamente tú el/la responsable por tu propia vida.
  12. No te encierres. Manténte en contacto con la naturaleza. Es una recarga energética muy necesaria. Es a través de ella que recuerdas tu pequeñez y la grandeza del mundo que te rodea.
  13. Cuando te veas obligado a mirar hacia el pasado, trona los dedos y regresa al momento presente. Este fue un consejo de una de mis grandes amigas. Y cuanta razón tenía. No puedes detenerte en el ayer. Hay que regresar al momento presente y agradecer.
  14. Si te es de alguna ayuda, recuerda que nuestra entidad física no es mas que un vehículo de nuestra consciencia superior. Recuerda el ejemplo de la gota de agua. Somos parte de un todo. Ese elemento intangible, la quinta esencia de todas las cosas esta dentro de cada uno de nosotros.
  15. Enfócate en el propósito de tu vida. Muchas veces la muerte nos recuerda que estamos aquí para cumplir una misión de vida y que el tiempo que se va es irrecuperable.
  16. No te victimices. Aprende a depender de ti mismo. La experiencia NO te define. Tu actitud lo hace.
  17. Tomate tu tiempo para dejar ir la tristeza relacionada con la pérdida. No hay que forzarlo, pero hay que intentarlo. Recuerda que se te ha concedido un nuevo amanecer.
  18. Mira hacia adelante y vive tu vida sin arrepentimientos. No sabes el día en que esta oportunidad de vivir termine.

Esta lista no fue tomada de un manual de psicología ni nada que se le parezca. Esta lista surgió a partir de mi propio luto. Surgió hace algún tiempo, cuando empezaba a reponerme de una de las pérdidas más importantes de mi vida.

Estas fotos no podrían ilustrar de una mejor manera mi manera de sentir… Por ello son mías.  

Anuncios

2 pensamientos en “

  1. Creo que el “me gusta” no va muy acorde, pero que hayas superado la pérdida y des testimonio es alentador para muchas personas que han experimentado ese dolor.

    • Te agradezco tu comentario. Al comienzo no estaba segura de publicar este escrito, pero la vida me ha puesto en la posición de compartir esta experiencia con mis amistades y seres queridos que han pasado un duelo. Se dice fácil, a todos nos pasa, pero sencillamente hay días en que revives con fuerza el dolor de la pérdida, mas aun cuando es inesperada y se da a mitad de la vida. En verdad espero alguien pueda encontrar un poco de guía en estas palabras. Un abrazo inmenso para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s