“Amor mío, no puedo expresar lo mucho que te agradezco nuestro pequeño infinito. No lo cambiaría por el mundo entero. Me has dado una eternidad en esos días contados, y te doy las gracias.”
John Green

Hoy hace trece meses.

Este dolor parece el mismo, tan vasto, tan contundente, tan difícil de sobrellevar. Tengo una docena de nudos ciegos en la garganta y una ira compilada que no halla como salir. He ahogado todos los gritos, me he bebido todas las lagrimas mirando hacia adelante. No es posible extrañar tanto a alguien y esperar cerrar los ojos para encontrarle intangible sin poder recordar su tacto o mi nombre saliendo de sus labios.

Estos días he repasado como un libro viejo hasta los mas minúsculos recuerdos: los maravillosos, los innumerables, los condenables. Todos ellos me delatan: sonrisas como máscaras. Tenías razón en tantísimas cosas, que tu sola ausencia las convalida todas. Esta vez me ganaste una batalla y me amputaron el corazón.  Le haces falta a todos mis espacios, mas vives en el mas importante de todos, aquel donde solo se intuir, donde existe un vinculo kármico que antecede el tiempo y sus eras.

Es un tipo de orfandad sentimental, un momento en el tiempo irrecuperable. No importa cuantas veces devuelva el cassette de mi memoria, nada te traerá de vuelta, nada nos devolverá el ultimo latido, el ultimo te amo, la ultima palabra, el ultimo abrazo.

“However far away, I will always love you. However long I stay I will always love you. Whatever words I say I will always love you. I will always love you”

Anuncios

10 pensamientos en “

  1. Imposible sumar más, a lo que ya has dicho. Sólo lo de siempre y que se cumple, porque lo he vivido. Tiempo, tiempo. y ponerle una sonrisa a cada bello recuerdo que te inunde el cuerpo y el alma. sólo eso.
    cariños

  2. Dicen los que dicen que saben, que la mejor manera de honrar a quienes se nos han adelantado es tan solo seguir viviendo, tarea nada sencilla cuando la razón de la vida es justamente quien ha partido, sin embargo tengo una maravillosa amiga que con frecuencia me indica que los tiempos de Dios son perfectos, por lo que estoy seguro que el dolor sera superada a su debido momento, mientras tanto a seguir llenando con esa inspiración maravillosa los espacios de tus letras, pues nadie mejor que ellas comprende el sabio sentir de tu ser.

    • Y seguiremos viviendo aun cuando de vez en cuando el mundo insista en caerse con todos sus pedazos! Gracias por comentar. Tu ya sabes como es esto de los días de melancolía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s